lunes, julio 10, 2006

Declaración de anonimato

No es que lo que aquí escribo sean cosas que no diría con nombre y cara, para nada, es cuestión de privacidad.
Tampoco tengo grandes secretos en el cajón de la ropa interior, no tengo ahí ni los ahorros, ni la dosis personal, ni los dulces que no quiero compartir, ni evidencias de asesinatos (esas están en el de las medias, pero no le digan a nadie ;), pero igual no me gustaría que lo anden revolcando... a eso me refiero.

Así que si usted, lector no tan imaginario, me conoce, me ha visto, es mi vecino, hermano no reconocido, tuvimos cuento, es compañero de universidad o fuimos al mismo kinder: no me lo haga saber, si es tan amable.
Si quiere ojear lo que escribo, no le aburre, no le disgusta... ¡bien pueda!; pero no me lo diga, no directa ni indirectamente... déjeme creer que soy anónima... ya si realmente lo soy o no, eso no importa tanto.

gracias :)

P.D. Me siento rerara empezando esto de nuevo, presentando, estableciendo parámetros y vainas (no sé si alguna vez lo había mencionado, ¡odio los inicios!, mucho mucho...!), pero bueno, hacía falta decirlo.

2 comentarios:

EL SALMON dijo...

Yo también quiero por lo menos pensar que puedo ser anónimo.

Y si me pillan otra vez vuelvo a hacer la paparrucha. A fuerza de partir voy a saber lo que es volver y volver...

Saludos, yo no la conozco, ud me conoce¿?

Aru dijo...

Pues mucho gusto, don Salmón :)