lunes, octubre 09, 2006

Como siempre, por el camino uno no se fija mucho, pero cuando llega a puntos claves del trayecto, quizás cuando se encuentra una Y, y “ohu, ¿y ahora pa’ dónde?!”... en esos puntos del camino es donde a uno le da por ponerse a mirar a los alrededores, hacia atrás, a veces atentamente como si intentara divisar aquel lugar en el que estuvo tiempo atrás, a veces añorando, a veces sintiéndose aliviado por la lejanía, a veces sintiéndose satisfecho de la distancia recorrida, a veces perdido, temeroso...

Ahora no sé si sean las coordenadas, la noche, la música, las personas, las circunstancias, el horizonte en mi ventana tan oscuro pero tan lleno de lucecitas y las dos luces rojas intermitentes de advertencia... ayer la luna alumbraba tanto, develaba caminos; hoy no la veo pero parece como si todo me dijera que vuele, vueleeee, con cuidado de no chocar, pero que vuele.

Todo me ha puesto a divagar, a pensar en qué ha sido de todo, de las vacas nadadoras, de mis sueños, de Evangelion, de la vida...

Este no ha sido precisamente un buen semestre para las vacas... las vacas han estado muy cuadriculadas, andan flacas, les está haciendo falta ese alimento que las mantiene vivas, el alimento de alma. Y no es que esté dudando de mi carrera, es que estoy harta da estudiarla, que quisiera empezar yaaa a vivirla!
Pero bueno, no me puedo desmotivar ahora, tendré que embutirles ingeniería a las vacas durante los próximos semestres, que se conformen sólo con un buen postre... y ya vendrán otras épocas de vacas gordas :)

Y pues sí, al fin sí me decidí a entrar a la base de Evangelion... igual hay ventanas, desde adentro también pueden verse las vacas, e incluso pintan más vacas en el futuro ^_^
Ha sido engomador, a veces bacano, a veces curioso, a veces harto, pelador, pero ha sido divertido, pa’ qué!
Finalmente he dado con una idea más clara de lo que es: Evangelion es un juego de rol.
Es de cierta forma como un cuento paralelo, se van adquiriendo items y niveles que en realidad sólo sirven en el juego... y obviamente, como pasa con los juegos de rol, se encuentra uno con gente que se mete tanto en el cuento, de una manera no muy sana, que acaba por volvérsele tan difuso el límite entre el juego y la realidad que... caramba, dan ganas de darles un sacudón, de decirles: fresqueese, ¡es un juego!, si muere en el juego, no muere en la realidad!!! :P
Pero gueno, es parte de lo curioso :P

Y mis sueños... mis sueños no son cosas graaandes, mis sueños son hoys chéveres, hoys raros, hoys asustadores, hoys con buena música, hoys bien acompañados, hoys con lucecitas de fondo, hoys de detenerme un ratito en el camino a pelarlo, a mirar a los alrededores, a ponerme a divagar de los hoys pasados, los presentes y los futuros.

2 comentarios:

Patton dijo...

jajajja, pues está muy buena la teoría ... nunca se me había ocurrido compararla, debe ser porque nunca jugué una joda de esas ... pero si, tienes mucha razón.

Creativa hasta en tus sueños. Y fresca, todas esas cosas son simplemente stress.... cógela suave cuadro!. Al menos tienes claros los problemas y las soluciones ... y cualquier vaina gritas ;)

Aru dijo...

yo tampoco he jugado una joda de esas, pero sí conozco gente y el efecto que les produce :P
y sí, se parece mucho... sólo que Evangelion vendría siendo como un juego de rol empresarial