jueves, marzo 08, 2007

Para quien haya dicho que hablar solo es cosa de locos:

De hecho, ¡hablar con algunas personas sí que es cosa de locos!
Yo le digo: al simple hecho de ser, no es implícito estar comunicado consigo mismo.

Así como el vivir cercano a alguien no implica que le conozca,
así como compartir un espacio, verle todos los días, no implica que le entienda,
así como compartir una cama no implica que le quiera...

de esa misma forma, vivir dentro de su propio cuerpo no implica que se quiera,
que se entienda,
¡ni siquiera implica que se conozca!

vivir inmerso en su yoez no implica saber qué es lo que hace,
qué es lo que quiere...

yo le digo: no tema hablar solo,
si hay alguien cerca que sienta que pueda juzgarle como usted mismo suele juzgar: aléjese
si se siente tonto: ríase

parafraseando a una película muy loca que vi alguna vez:
usted entiende su conexión con su novia,
entiende su conexión su mamá, con sus amigos, enemigos, con sus hermanos...
pero, ¿entiende su conexión consigo mismo?,
¿está conectado consigo mismo?

Y el que nunca se sorprenda a sí mismo,
el que nunca reaccione como no se hubiese imaginado que lo haría,
el que nunca se haya extrañado al ver su propio reflejo,
el que todo el tiempo se entienda,
el que sepa dónde está, de dónde viene y para dónde va,
que tire la primera piedra.

1 comentario:

Patton dijo...

pos sí.

yo hablo solo, pero mentalmente.