jueves, agosto 16, 2007

una por ahora

Todavía me debo hacer la lista de factores de convicción vocacional para colgarla en un marco de vidrio, para casos de emergencia.

Pues, de hecho todavía no termino de recordarre-sentir lo que me hace disfrutar lo que hago, pero sí puedo decir una cosa que he terminado de descubrir en los últimos días:

estoy tan feliz de volver al ruedo, de andar corriendo por todos lados, de no poder dormir... ¡me encanta!

todavía hay un jurgo de cosas que ni puta idea, pero al menos algo ya sé: que no concibo una vida tranquila, reposada, de días iguales.
guacale.

que detesto madrugar... y en cambio me encanta trasnochar trabajando, levantarme como si me hubieran cogido a pata mientras dormía y levantarme a seguir corriendo...

y ahí es donde sé que mi dinero no está ni tan en el lugar equivocado, porque si algo tiene mi ingrata carrera, es eso precisamente.

--

También cuando vi a mi compañero-no-colega mirar nuestro trabajo con ojitos soñadores, con esa sonrisa y cara de güeva características de de cuando uno mira un proyecto realizado como si fuera el niño de sus ojos... ahí nos vi pintados a todos :)
Y esa es definitivamente otra cosa que quiero en mi vida.

A pesar de, cómo me gusta volver a estar culeadamente happy ^_^

--

Y me voy a estudiar porque si no mañana voy a estar es culeadamente... culeada.

1 comentario:

Patton dijo...

Creo que más claro lo de "rollercoaster life" no podía quedar. ;)

Curiosa esa vocación masoquista enrazada de deportista extremo del diseñador.