martes, junio 24, 2008

Error deshaciendo restauración del sistema a un estado anterior!

Hace días tenía muchas ganas de escribir algo, incluso desarrollé varios posts en mi cabeza y hasta me los comenté y me los respondí; pero al final se me quitaban las ganas de escribirlos.

Últimamente siento que la vida me ha empujado para atrás, en muchos aspectos. Yo no sé cómo hacía cuando era más joven, tenía mil ocupaciones pesadísimas, dormía cuatro horas al día de lunes a sábado, tenía fluctuaciones emocionales bastísimas, y aún así todo mantenía su delicado equilibrio, y funcionaba. Luego tenía menos ocupaciones (aunque más complicadas, sí), todas ellas predominantemente sedentarias, mis emociones no fluctúan tanto como antes (no bajan tanto, aunque lamentablemente eso incluya que no lleguen tampoco a lo más divertido), y cuando duermo cuatro horas me la paso todo el día diciendo idioteces (más) y estrellándome contra las paredes... no tengo la menor idea de cómo hacía antes para mantener ese ritmo de vida a toda hora, me imagino que es envejecer, que llaman.

A lo que voy es que, como decía más arriba, la vida me está empujando a como era antes, así el físico diga que ya no estoy para esos trotes, la vida hace caso omiso y sigue con sus caprichosas regresiones...
Y eso no es todo, la exigencia y el ritmo me intentan arrastrar a un par de años atrás, pero en otros aspectos me arrastra hasta mucho más atrás!!
Últimamente me siento, no sé, como me sentía cuando estaba en el colegio... no hace mucho creía que los años no habían pasado en vano, que evidentemente ahora, ya plenamente en el segundo piso, ahora sí la tenía más clara... y resultó que no, que me siento tan desorientada como cuando tenía 13 años (no sé si será algo con los múltiplos del tres o qué...), o hasta más... o sea, ¿cómo decirlo mejor?, que me siento como una teenager con demencia senil.

Incluso socialmente; siempre he tenido la tendencia a “enmimismarme “, aunque hace bastante había logrado civilzarme tantico, volverme más sociable... pero últimamente se me antoja más el enmimismamiento que la sociabilidad, tengo un montón de cosas que contarme a mi misma que nunca se nos agotan los temas de conversación, en cambio tengo más bien poco que decirle a otras personas; incluido él, a él lo siento de una forma extrañamente tan lejana que con frecuencia juraría que no existe, que su recuerdo es como algo que alguna vez leí en algún libro, o algo que vi en TV... a él sí que no se me antoja decirle ni mu. No sé.
Y eso incluye que me da la impresión, como entonces, que la gente cree que estoy loca (la impresión y un par de testimonios anónimos en Facebook, para ser más exacta ¬_¬)...

En resumen, que me siento como una especie de limbo a-temporal donde mi comportamiento es una extraña mezcla de yos pasadas, donde la realidad tiende a confundirse con la imaginación y con el recuerdo… increíblemente hasta tengo esa extraña sensación que tenía en una época de mi infancia cuando tenía alguna especie de delirio Truman Show, que pensaba que mi vida era una película que veía proyectada en un cine medio vacío, junto a personas que morían de vejez ahí sentadas en sus puestos, viendo la película; esa sensación de que la “realidad” me parece como tan... irreal.

Y por si fuera poco, las próximas semanas pintan con aún más regresiones, con él viniendo, y yo teniendo que retomar esos trabajos agotadores que pensé que no iba a tener que hacer nunca más... cuándo irá a terminar toda esta rareza de por dios…?

1 comentario:

Patton dijo...

la sensación pasará pronto, por fortuna.