martes, agosto 28, 2007

Inconexos

Con frecuencia pareciera que ya todo ha sido pensado, todo, todito, todo. Es lo que más nos tememos los diseñadores.


(Casi?) todo diseñador tiene una idea guardada debajo del colchón psíquico, que jura y come mocos que le va a sacar de pobre. A veces las medio mencionan pero son muy recelosos de contarlas.


Yo también tengo la mía, pero no se las voy a decir ;)
jejejjeje


El cuerpo tiene diferentes medios para deshacerse de las cosas que no le sirven; en algunos casos los residuos resultan útiles (como las uñas) y en los demás simplemente resulta placentero que se vayan.


Por ejemplo, blog es el medio de evacuación de la mente.
Es por eso que algunos blogs son muy útiles y otros simple y llanamente son una cagada.


Me abstengo de decir en qué categoría se encuentra el mío :P


Todas las noches antes de irme a dormir, tan sagrado como lavarme los dientes, me tomo dos vasotes de agua mientras camino en círculos y divago mentalmente. Empecé a hacerlo porque me ponía de malas pulgas despertarme en las mañanas con sed y con el tiempo se me volvió un ritual más.


Tengo un sueño tan, tan pesado, que no me despierto ni porque tenga dolores, o ganas de ir al baño, o lo que sea... como que mi organismo es tan querido él, que guarda todas las tareas pendientes para cuando me levante (no importa si es a las 6am o al mediodía).


Como tomo tanta agua antes de dormir, cuando me despierto, unos segundos después de haber despertado (nunca enseguida), aparece de la nada esa meada imperativa de llevar horas aguantándose.


Pero cuando me coge durmiendo una de esas meadas ya incontenibleees, me hace tener dos clases de sueños:
1. Accidentes o catástrofes naturales relacionados con agua (recuerdo inundaciones, barcos que se hunden, tsunamis...), donde veo morir gente masivamente mientras lucho por mi vida, y siempre quedo de última sufriendo el sueño hasta el final. Lo chistoso de estos sueños es que como requieren grandes cantidades de extras, siempre me hacen reencontrarme con mucha gente que hasta había olvidado que conocía.
2. Sueños eróticos rarísimos... si en los primeros me despierto agotada, en estos me despierto espantada o_O


Es un fino detalle de coquetería de mi organismo dejarme dormir tranquila, yo sé... pero con esos sueños que tengo a veces, creo que hasta preferiría que las meadas me levantaran a mitad de la noche como a todo el mundo.


Y pensar que uno a veces cree ver en los sueños cosas románticas, mensajes del más allá y toda suerte de premoniciones... cuando realmente puede no ser más que una cagada voluntariosa mandándole mensajes subliminales.


Los caminos de los sueños son misteriosos.


Dios le da casa sola al que tiene parcial al día siguiente... -_-U


Me voy a estudiar...


...qué pereza.

2 comentarios:

Saudade dijo...

JAJA

Podrías publicar un paper en una revista de psicología: "Sobre el papel de las necesidades fisiológicas en los procesos oníricos"

Yo casi no tengo sueños eróticos, pero si tengo muchos sueños en los que vuelo...

Aru dijo...

jejejejje, naaaah!
mejor seguir pensando que los sueños son místicos, y nunca darnos por enterados que son una cagada :P

esos que digo también son muy poco frecuentes, si fueran frecuentes ya hubiera cambiado mis rituales de dormir porque realmente más que sueños, yo diría que son pesadillas eróticas :S